Curso de bioconstrucción

Curso de bioconstrucción

La mitad de la población mundial vive en casas de tierra. Desde los tiempos más remotos las personas construyen su hábitat con los materiales que brinda la naturaleza. Son culturas constructivas milenarias que nos han dejado un patrimonio intangible del saber hacer del hombre del campo. Desde una visión contemporánea, el uso de materiales naturales (paja, tierra, madera, piedra, caña) nos permite generar tecnologías de bioconstrucción. El diseño depende del clima, del ambiente. Para nuestro clima de lluvias intensas, mucho calor en verano y mucho frío en invierno, es necesario diseñar con buenas botas (zócalos de piedra o revoque) y buen sombrero (techo con aleros). Si contamos con aleros generosos, los revoques de tierra permitirán una ventilación y respiración adecuada de los ambientes interiores.

Con el surgimiento de nuevas tecnologías y en especial el uso intenso del cemento Pórtland, en la reconstrucción de ciudades europeas luego de la segunda guerra mundial, el paradigma de la modernidad se instala y descarta el uso de la tierra como material de construcción.

Valóralo: 

Sin votos (todavía)