Materiales

La construcción de infraestructuras normalmente utiliza cantidades significativas de materiales y recursos naturales. Por lo tanto, los beneficios derivados serán posibles gracias a la selección y utilización de materiales más sostenibles con el medio ambiente, incluyendo la minimización del uso y consumo de los recursos naturales (agua, energía y materiales), la disminución de los impactos negativos potenciales (reducción de las emisiones, vertidos, generación de residuos), el reciclaje, la reutilización de materiales y residuos, y la reducción de los costos del proyecto. Por ejemplo, los beneficios medioambientales derivados del uso de materiales reciclados, cemento más respetuoso con el medio ambiente, asfalto y materiales de base de carretera, materiales para reducir la generación de polvo o mejorar el control de la erosión y la estabilización. La selección y el uso de materiales también deben contemplarse en su producción y transporte. Reducir nuestro impacto ambiental requiere reflexionar y aprender no sólo sobre cómo usamos los productos, sino también sobre de  dónde vienen y hacia dónde van.