Aguas Residuales

El saneamiento sostenible debe ser económicamente viable, socialmente aceptable, técnica e institucionalmente adecuado, y proteger el medio ambiente y los recursos naturales. La infraestructura de aguas residuales incluye la recolección de aguas residuales, el tratamiento y su disposición. La gestión del agua de las tormentas también puede considerarse asociada a la gestión de las aguas residuales. La infraestructura de aguas residuales que está relaciona con la eliminación de aguas residuales, puede tener un efecto directo sobre el medio ambiente y la salud. Existen diversas oportunidades para mejorar la sostenibilidad del medio ambiente, tales como la aparición de equipos más eficientes y tecnologías de tratamiento de aguas residuales, la reutilización de aguas residuales (para la agricultura o uso industrial) y la utilización de los lodos de aguas residuales con fines benéficos. Una buena planificación de aguas residuales proporciona un excelente mecanismo para mejorar la sostenibilidad.