Urbano

Cerca del 70% de la población de Latinoamérica y el Caribe vive en áreas urbanas y ese porcentaje sigue en aumento. Como los centros urbanos crecen, aumenta la demanda de infraestructura social como la salud, la educación y la vivienda. El desarrollo urbano debería ser guiado por una planificación y gestión sostenible, que promoviera una infraestructura social efectiva para satisfacer la demanda, un sistema de transporte multimodal y un desarrollo de uso combinado. Se han desarrollado varios enfoques para construir o rehabilitar edificios de una manera sostenible, reduciendo así los costos, la energía y el uso del agua, así como el impacto medioambiental global. Las asociaciones públicas y privadas pueden crear comunidades sostenibles y habitables que protegen los recursos históricos, culturales y ambientales. Las técnicas sostenibles de planificación y construcción de proyectos urbanos pueden ayudar a reducir la contaminación y crear un equilibrio entre los sistemas naturales y artificiales.