Protección contra inundaciones

Las inundaciones y otros desastres naturales tienen un impacto significativo en la economía y, a menudo, afectan de manera desproporcionada a las comunidades en desventaja o a los sectores más vulnerables. Cada año, las inundaciones y los ríos desbordados causan daños considerables en muchos países de América Latina y el Caribe. Estos episodios ocurren con relativa frecuencia, y aunque las inundaciones no pueden evitarse, sus efectos pueden ser mitigados en parte por las infraestructuras, la mejora de las medidas de contingencia, la planificación del uso del suelo, la construcción de la infraestructura de control de inundaciones y el uso de tecnologías enfocadas en el pronóstico y advertencia temprana. Las medidas sostenibles de protección contra inundaciones tienen en cuenta el medio ambiente y la sociedad. Por ejemplo, hay medidas ecológicas que se integran con el paisaje, los planes de gestión de cuencas y medidas de protección civil, entre otros, que requieren la participación de todos los grupos involucrados. Estas medidas deben ser sostenibles a nivel social, económico y ambiental.