Beneficios

Los proyectos de infraestructura seguros pueden influir positivamente en el tejido social, ambiental y económico de las comunidades locales, proporcionando servicios de infraestructura y por lo tanto mejorar: el desarrollo económico, la reducción de la pobreza, la reducción de la desigualdad social, calidad de vida, y la gestión del medio ambiente y el uso de los recursos naturales. Los proyectos de infraestructura sostenibles deberían tratar de no sólo prevenir y mitigar los impactos ambientales y sociales negativos de los proyectos, sino también tratar de maximizar los beneficios del proyecto y los impactos positivos. Estos se refieren no sólo a esos beneficios directos del proyecto (por ejemplo, el aumento del empleo, desarrollo económico, etc.), sino también a la aplicación de programas específicos (componentes) que proporcionarán beneficios ambientales y sociales (por ejemplo, programas de inversión en la comunidad). La ejecución exitosa de los proyectos de infraestructura se ve reforzada por la construcción de relaciones a largo plazo con las comunidades donde se ubican los proyectos. Por lo tanto, es importante identificar nuevas oportunidades para construir relaciones mutuamente beneficiosas.

Subtemas