Construcción

La nueva construcción y la rehabilitación de la infraestructura existente se fundamenta en el diseño final y las especificaciones establecidas. Las especificaciones de diseño, las solicitudes de oferta y el lenguaje del contrato necesitan definir los requerimientos de gestión medioambiental, social, de salud y de la seguridad así como las acciones basadas en la sostenibilidad. Este enfoque puede ayudar a eliminar o reducir los impactos de la construcción y mejorar los beneficios ambientales y sociales. También puede ayudar a identificar opciones de construcción sostenible para el diseño del proyecto y los contratistas de la construcción pueden ayudar a reducir los costos del proyecto, tales como la selección de materiales, reutilización y reciclaje. Alternativamente, se puede dotar a los supervisores del proyecto con la participación de los contratistas de construcción, acciones y criterios específicos para la evaluación del medio ambiente, social, salud y seguridad, y la sostenibilidad. Durante la fase de cierre o terminación final, el enfoque puede ayudar a entregar el trabajo final al cliente, la entrega de la documentación del proyecto, terminando contratos de proveedores, la liberación de los recursos del proyecto, y comunicar el cierre del proyecto a todos los interesados. Aunque los criterios de sostenibilidad no se especifiquen en el contrato, puede ser viable para el contratista implementar acciones ambientalmente sostenibles, mientras se cumplan los pliegos de licitación y del contrato, y por lo tanto proporcionar ahorros de costos potenciales así como la mejora de los beneficios ambientales y sociales. Durante la construcción, el diálogo permanente con los actores pertinentes, incluidos los actores locales, puede ayudar a identificar estas oportunidades.