Asesinan a un activista mexicano en vísperas de la consulta sobre una termoeléctrica

El martes denunció un proyecto al que se oponía. Un día después ha sido asesinado. Samir Flores, un conocido activista de 35 años, se había manifestado en contra de la puesta en marcha de una termoeléctrica en el Estado de Morelos (centro de México). En la madrugada de este miércoles fue baleado cuando salía de su casa en el pueblo de Amilcingo. El asesinato se produce tres días antes de la consulta que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha convocado sobre la central energética, cuyas obras iniciaron en 2012, y que ha sido denunciada por académicos y habitantes de la zona por su posible impacto medioambiental. El mandatario, que ha pasado de oponerse a la central a apoyarla, no ha dado marcha atrás a la consulta pese al asesinato. “Tenemos que continuar; no podríamos detenerla”, ha asegurado López Obrador este miércoles mientras aumenta la tensión en Morelos.